Que siempre no habrá Ley Seca en Iztapalapa con motivo de las celebraciones religiosas de semana santa.

Así lo determinó el Gobierno de la Ciudad de México en la Gaceta Oficial del DF, al argumentar que esta prohibición en establecimientos mercantiles afecta la economía de las familias que dependen de los empleos generados por los negocios en los que se pretendía suspender la venta.

Sin embargo, la administración local responsabiliza a la delegación Iztapalapa y a las dependencias competentes de garantizar el orden público, la seguridad y la integridad de las personas que acudan a la tradicional representación de la Pasión de Cristo.

La suspensión de venta de alcohol se aplicaría del jueves 24 al sábado 26 de marzo.