El paquete económico del próximo año que contempla una reducción al gasto de 239 mil 700 millones de pesos, provocará que sean las familias mexicanas quienes se tengan que “apretar el cinturón”, ya que una economía que crece a tasas de entre 2 y 2.5 por ciento y que tiende a desacelerarse y a pesar de que el recorte es en el gobierno, al final del día, el ajuste, si tendrá consecuencias sobre la sociedad por que hay una parte de la misma que depende del flujo de recursos que sale del gobierno.

Así lo advirtió el director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, (IDIC), José Luis de la Cruz Gallegos, quien dijo que el proyecto de ingresos y egresos que envió la Secretaria de Hacienda al Congreso de la Unión es de “austeridad selectiva” afecta inversiones y tendrá efectos negativos en sectores como la construcción, empresas vinculadas a la parte de energía y las de bienes y servicios.

“Como consecuencia del ejercicio presupuestal, pues si tendremos, salvo que exista alguna fuente externa de crecimiento, es decir Estados Unidos, si habrá una afectación desde mi punto de vista en una austeridad para la sociedad”.

En entrevista, el también asesor en la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), agregó que por cada punto porcentual que se deje de crecer, son 200 mil empleos menos o no generados.