Como parte de la actuación preventiva que desarrolla la Comisión Nacional contra las Adicciones en el operativo “Mala Copa”, personal de la CONADIC sensibilizó a la clientela de un bar que fue clausurado el viernes pasado en la colonia Centro, sobre los riesgos que conlleva el consumo de bebidas alcohólicas adulteradas así como conducir en estado de ebriedad y fumar en lugares cerrados que no cumplen con la normatividad para Espacios 100% Libres de Humo de Tabaco.

En esta ocasión, la Dirección General de Vigilancia Ambiental de la Secretaría del Medio Ambiente local colocó sellos de clausura al establecimiento Cuba Libre, ubicado en la calle República de Cuba, colonia Centro, por no contar con la Licencia Ambiental Única, emitir ruido que excede los decibeles permitidos por la normatividad y no disponer de contenedores de basura adecuados para separar los residuos orgánicos e inorgánicos.