El empleado de un restaurante en Kansas, Estados Unidos, logró mantener la calma mientras un asaltante le apuntaba a la cabeza con un arma de fuego.

El momento quedó grabado por la cámara de seguridad del establecimiento, en las imágenes se puede ver a un sujeto dirigirse a la caja para aparentemente hacer un pedido, cuando de pronto saca una pistola.

El chico que atendía la caja ni se inmutó al ver el arma y con tranquilidad entregó el dinero; el malhechor logró escapar, pero las autoridades ya investigan su paradero y esperan su pronta localización debido a que el hombre jamás ocultó su rosto.