La SSPCDMX cesó a los 4 elementos involucrados en tanto la PGJ los investiga por delito de tortura.

Era la mañana del 10 de septiembre del 2014 cuando varios delincuentes fueron detenidos tras un asalto ala tienda Liverpool, ubicada en Galerías Insurgentes.

Los elementos de la Policía Bancaria que participaron recibieron el reconocimiento de las autoridades.

Año y medio después, 4 uniformados son investigados por tortura y violación a los derechos humanos de los procesados.

Un video quedó como evidencia, justo cuando los policías golpean a los detenidos para obtener información.

Por lo pronto la Secretaría de Seguridad Pública cesó de los cargos a los involucrados al no cumplir con los protocolos de actuación.

La Fiscalía Central de Investigación para Servidores Públicos de la Procuraduría General de Justicia capitalina también inició una investigación paralela a la SSP.

JVel