Con el fin de reafirmar las bases de colaboración entre seguridad pública y privada, la Asociación Mexicana de Empresas de Seguridad Privada AC capacitó desde enero pasado a 275 instructores en el nuevo Sistema de Justicia Penal, que entró en vigor el sábado pasado, para que repliquen esta información a todos los guardias de seguridad privada adscritos a sus empresas y puedan actuar en calidad de auxiliares de las autoridades, según reglas federales y competentes avaladas por la Comisión Nacional de Seguridad de la Secretaría de Gobernación. Con base en esta reforma constitucional el personal de seguridad privada, es auxiliar de la Policía en el caso de la comisión de un delito y del Ministerio Público, durante su procesamiento.

Desde enero pasado la AMESP puso en marcha por iniciativa propia estos cursos de capacitación a todo su personal, según previa autorización y validación por la Secretaría Técnica del Consejo de Coordinación para la Implementación del Sistema del Justicia Penal y la Comisión Nacional de Seguridad de la Secretaría de Gobernación.

A seis meses de que iniciaron estos cursos de capacitación, personal de seguridad privada adscritos a empresas filiales de AMESP, conocen el contenido de la reforma y están conscientes que se tiene un gran reto pero que como ciudadanos hay que apoyar la legalidad y la justicia en México.

Lo anterior fue puesto de manifiesto en Monterrey, Nuevo León, durante la Asamblea mensual de la AMESP, encabezada por su presidente Roberto Rivera Mier.