El secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade, reconoció que se tiene una deuda con los jornaleros del país y con sus familias. Por ello por planteó la necesidad de aplicar esquemas de colaboración con organizaciones sociales, empresarios agrícolas y autoridades locales a fin de de generar mejores condiciones de trabajo, alojamiento, alimentación y ejercicio de sus derechos.

Para ello, la SEDESOL destina recursos por 307 millones de pesos para acciones en materia de alimentación, expedición de becas escolares, así como apoyos al arribo de trabajadores del campo para que encuentren refugio temporal.

Cabe destacar que en nuestro país los jornaleros integran un universo de 9.2 millones de personas, de lo cuales 3.5 millones son niños. Por ello, a través del Programa de Atención a Jornaleros Agrícolas, se espera que más de 21 mil menores de edad que acompañan a sus padres en la migración hacia las zonas agrícolas del país, se beneficien de los apoyos.

Entre los beneficios que brinda el Programa de Atención a Jornaleros está la posibilidad de tener dos alimentos diarios y diversos apoyos económicos para que los jóvenes puedan realizar sus estudios.

A su arribo a los albergues de la Sedesol, los jornaleros reciben apoyos por 800 pesos hasta por tres ocasiones al año, (máximo 2 mil 400 pesos). Se trata de 155 mil 746 becas, 62 mil apoyos al arribo y 279 acciones de infraestructura.