Para mantener la paz social debe combatirse el hambre toda vez que representa uno de los principales factores de ingobernabilidad en México. Así lo dijo el secretario de Desarrollo Social, Luis Enrique Miranda.

De gira por Sinaloa donde entregó apoyos dentro del Programa de Jornaleros Agrícolas, el encargado de la política social reconoció que el país tiene una enorme deuda con los jornaleros mexicanos.

“Muchas veces no tiene donde dormir, muchas veces no tiene donde comer, muchas veces no se desarraiga de su familia porque su mujer se queda en la casa.”

Cabe destacar que los apoyos entregados equivalen a una inversión de 6.6 millones de pesos en beneficio de cuatro Organizaciones de la Sociedad Civil que serán destinados a la alimentación de niños menores de 14 años.