El robo de información sobre todo de los dispositivos móviles, se está convirtiendo en la pesadilla del siglo XXI, toda vez que a pesar de los esfuerzos realizados durante los primeros meses de 2017, el ransomware en móviles se incrementó 3.5%

Reveló el informe de Kaspersky Lab “Desarrollo de las Amenazas Informáticas en el Primer Trimestre de 2017”, el cual también detalla que se crearon al menos 11 nuevos tipos de virus dedicados a encontrar contraseñas y apoderarse de datos, mismos que cuentan con más de 55 mil variantes lo que representa un reto importante en materia de ciberseguridad.

El ransomware es principalmente un bloqueador que configura o restablece un código de acceso que dota a los atacantes los derechos de administrador en el dispositivo, teniendo acceso y control de toda nuestra información.