Este martes por la tarde – noche, maestros de la CNTE de la sección 7 de Chiapas, así como algunos de la sección 40 de Guerrero, regresaron a sus lugares de origen, dejando así el plantón instalado en la Plaza de la Ciudadela desde el pasado 26 de mayo.

Los profesores decidieron compactarse luego de una Asamblea Estatal celebrada el lunes, en la que determinaron dar una salida política al movimiento, sin que esto signifique que se detenga la Huelga Nacional Magisterial.

En un comunicado indicaron que se trata simplemente de adoptar una nueva modalidad de lucha ante lo que llaman la “cerrazón y represión” por parte del Gobierno Federal.

Ante el retiro, cuadrillas de la Dirección General de Servicios Urbanos de la ciudad, inició tareas de limpieza en cerca de 700 metros cuadrados que fueron liberados.

En el lugar permanecen hasta el momento unos 90 profesores de otras secciones.