El Comité Olímpico Internacional repartió entre atletas, entrenadores y las delegaciones 450 mil condones de los cuales 350 mil son masculinos y 100 mil femeninos, además de 175 mil paquetes de lubricante con el objetivo de promover el sexo seguro dentro de las villas olímpicas.

A cada atleta le corresponderían 40 preservativos durante los 17 días de competencias esta cantidad es tres veces más mayor a la que se entregaron en Londres 2012.

Entregar condones a los atletas, no es nuevo, ya que durante los juegos de Seúl 1988, se repartieron 8 mil 500 piezas y desde entonces, el número se ha incrementado.