Si se piensa en la regulación del uso de la Marihuana, no debe hacerse pensado en obtener riqueza.

Pensar en la regulación de la Marihuana implica tomar en cuanta esquemas para reducir el consumo y para debilitar el poder económico de la delincuencia organizada, dijo el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

Agregó que una posible regulación debe pensarse considerando como prioridad la salud pública y el desplazamiento de los mercados negros, dijo el secretario de Gobernación.

Otros aspectos que se deben tomar en cuanta, dijo Chong, durante el foro “Aspectos Económicos y de Regulación de la Marihuana”, son las implicaciones de la regulación considerando al mercado de los Estados Unidos cuyo marco normativo está cambiando, ahí explicó; se concentra el 25 % de la demanda de drogas ilícitas en el mundo.

Se debe definir además cuáles son los costos del modelo actual y cuales los de una posible legalización y se deben impulsar políticas públicas que permitan que quienes se dedican a estas actividades “se puedan incorporar a mercados lícitos”, apostando, concluyó; por políticas de sustitución de cultivos y por detonar cadenas productivas en las regiones del país donde se concentra la producción.