Las lluvias provocaron el deslave de un cerro ubicado en la colonia Mártires de Río Blanco, en Naucalpan, Estado de México.

Alrededor de 20 familias fueron desalojadas, ya que el desprendimiento de tierra afecta a varias viviendas que están en riesgo de caer, así como a una tienda de autoservicio.

Hasta el momento no se reportan personas lesionadas, pero el riesgo se mantiene. En el lugar trabajan elementos del Heroico Cuerpo de Bomberos y Protección Civil.