Con el propósito de salvaguardar la integridad física de visitantes y asistentes a las celebraciones litúrgicas del Vía Crucis, además de prevenir el robo a casa habitación, transeúntes y automovilistas durante la temporada de vacaciones, la delegación Álvaro Obregón en coordinación con personal de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, pusieron en marcha su operativo de Semana Santa.

La demarcación que encabeza María Antonieta Hidalgo Torres, exhorto a los habitantes a crear conciencia sobre el mal uso del agua y advirtió que la persona que sea sorprendida desperdiciando el agua el Sábado de Gloria, se hará acreedor a multas que van desde los mil 533.84 pesos a 2 mil 921.60 pesos o un arresto de hasta 36 horas.

Durante estas celebraciones se espera una afluencia de 25 mil personas en distintos puntos donde se celebran como cada año, representaciones  de la Pasión de Cristo.

En un comunicado la delegación Ante esto se refuerza la vigilancia en los principales puntos de concentración afuera de los centros religiosos como Cristo Rey, ubicado en la Colonia del mismo nombre; La Asunción, en el Pueblo de Santa Fe; Santa Rosa de Lima, ubicada en el Pueblo de Santa Rosa Xochiac; Del Carmen y San Jacinto, en San Ángel, entre otras; con el fin de resguardar la seguridad de los asistentes.

Así también habrá un operativo para evitar la venta clandestina de bebidas embriagantes en vía pública o establecimientos que se localicen en los perímetros en los que se realicen actos religiosos, en este sentido los comercios mercantiles o personas que vendan cigarros y bebidas alcohólicas como cerveza, micheladas, vinos y licores sin permiso para su venta o consumo al interior del negocio o a menores de edad, así como la venta en envase abierto, serán sancionados.