Integrantes de la Asociación del Sitio 300 de Taxis del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) demandaron al presidente Peña Nieto ordene a la Secretaría de la Función Pública una inmediata investigación sobre actos ilícitos al interior de este gremio, apoyados por autoridades de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y del AICM.

Ya que a decir del presidente electo de la administración, José Pedro Ortiz Sosa, se ha registrado la venta de permisos en más de 500 mil pesos, por parte de Miguel Ángel Romero Mohar, quien tras ser destituido se ostenta como líder de los taxistas

En conferencia de prensa, José Pedro Ortiz Sosa, señaló que “el permiso no se vende, es un patrimonio familiar, cuando uno fallece pasa a la esposa, a los hijos, es un ´patrimonio no tiene precio, pero legalmente cuesta 3000 mil pesos adquirir los derechos”.

Acusó a las autoridades aeroportuarias de estar coludidos con Romero Mohar, y de estar apoyando su representación ante los taxistas: “que tomen cartas en el asunto e indaguen la serie de anomalías y omisiones que podrían ser constitutivas de delitos federales, en que incurren funcionarios de esas dependencias al reconocimiento y la operación administrativa de la mesa directiva del Sitio 300.

El Sitio 300 cuenta con 537 permisionarios, y 800 operadores, quienes realizan 3 mil viajes diarios, atendiendo entre 700 y 800 mil personas al día.