Además de la atención que se dio de inmediato a colonias de Iztapalapa donde el miércoles se registró la lluvia más intensa de la historia en la demarcación, las autoridades capitalinas aseguran que se brindarán apoyos a las más de 500 familias que resultaron afectadas.

“Están los seguros ya trabajando, la instrucción que he dado al Oficial Mayor para que manera inmediata se coordine con Protección Civil, y la delegación Iztapalapa, para que puedan fluir de manera rápida, con las coberturas que tiene la ciudad”.

Pese a los daños dentro de viviendas, el Jefe de Gobierno, Miguel Mancera, destacó que no se tuvieron afectaciones severas gracias a los nuevos sistemas de bombeo que se han puesto marcha en la presente administración dentro de la demarcación, ya que una lluvia de este tipo en 2010 hubiera tenido consecuencias catastróficas.