Yahoo podría enfrentarse a una de las mayores filtraciones de cuentas de usuarios en la historia.

200 millones de cuentas de Yahoo fueron robadas y puestas a la venta en la dark web por un pirata informático conocido como “Peace of Mind”, situación que se especuló a principios de agosto.

Pero el asunto no quedó ahí y, al parecer, se está haciendo una investigación por parte del gobierno de Estados Unidos, ya que se trata de una violación de datos grave, en la que se habrían expuesto nombres de usuarios, contraseñas desencriptadas e información personal, entre otros datos.

La compañía presidida por Marissa Mayer confirmará en estos días el hackeo.