La prioridad deben ser las políticas sociales, aseguró el sectario General de la UNAM, Leonardo Lomelí.

El funcionario de la universidad explicó que en un país con las desigualdades y carencias como las de México, proteger las políticas sociales es prioritario para la recuperación económica y para alcanzar un desarrollo social más equitativo.

“En un país con las desigualdades y carencias que afligen al nuestro, proteger las políticas sociales es prioritario, no sólo para la recuperación económica sino para también alcanzar un desarrollo social más equitativo”

Leonardo Lomelí, agregó que el sistema de seguridad social debe asegurar a los trabajadores asalariados, a los independientes, a los no asalariados y a los adultos mayores, incluso debe proporcionar tanto servicios médicos como acceso a la seguridad social.

Agregó que en cualquier estrategia económica de desarrollo, las reformas deben poner la seguridad social al centro.

De acuerdo con cifras del INEGI, de los 53.5 millones de mexicanos en edad de pertenecer a la población económicamente activa, 51.4 millones tienen algún tipo de empleo, es decir, 96 por ciento; sin embargo, 29.4 millones trabajan en el sector informal, lo que implica que carecen de seguridad social.

Casi 60 por ciento del mercado laboral mexicano está en el sector informal, lo que puntualiza la urgencia de un sistema de seguridad social universal e integral que cubra a toda la población, y no sólo a los trabajadores, afirmó el secretario General de la UNAM.

En 2050, señaló Lomelí Vanegas, la población de adultos mayores representará el 21.5 por ciento de la población y esto tendrá gran impacto sobre los sistemas de pensiones que se verán en serios aprietos financieros.