El encuentro entre el Presidente Enrique Peña Nieto, y el candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, robó la atención y trajo una ola de críticas hacia el Gobierno Federal, durante los posicionamientos de los partidos de oposición en la ceremonia de entrega-recepción del Cuarto Informe de Gobierno del Jefe del Ejecutivo.

El senador del PRD, Fernando Mayans Canabal, destacó que “en política exterior es imperativo defender la soberanía nacional y la dignidad del pueblo de México. Los mexicanos decimos no, no a Trump y a sus estupideces”.

En tanto el PRI y Partido Verde, señalaron los logros alcanzados por la Administración Federal, al tiempo que llamaron al diálogo que permita sacar adelante las reformas y leyes pendientes.

La diputada priísta, Sylvana Beltrones, expresó su “reconocimiento y apoyo a la audacia, al valor y a la visión con la que el Presidente Enrique Peña Nieto ha sabido plantear los retos del México moderno y las reformas que se necesitan”

EL momento álgido llegó cuando hablaba en tribuna el coordinador del Partido Verde, Jesús Sesma, momento que aprovecharon legisladores de Morena para mostrar pancartas que recriminaban al Jefe del Ejecutivo, su reunión con Donald Trump.

La rebatinga comenzó cuando los priístas retiraron por la fuerza y a jalones, las mantas de los morenistas. Puñetazos al aire, jaloneos, gritos y manotazos, atrajeron los reflectores pro varios minutos.

El legislador del PRI, Hugo Gaeta Esparza y el diputado de Morena, Mario Ángel Juárez, lanzaron golpes al aire sin que ninguno acertara en el otro.

Al final, la intervención del vicecoordinador priísta, Jorge Carlos Ramírez Marín, y de algunas diputadas de Morena permitió calmar los ánimos y todo quedó en empate.