El único sobreviviente de la explosión de una pipa cargada con sustancias químicas el jueves pasado, en el Estado de México, es el taxista Esteban Andrés Orozco Rodríguez, de 61 años, quien el domingo fue sometido a una cirugía en el Hospital de Traumatología Lomas Verdes del IMSS

“mi papá, sí está delicado pero va evolucionando, ya está orinando un poquito más. Sí está el riesgo de que en determinado momento pudiera fallecer, el medicamento que le están dando es para que trabajen bien sus riñones, le están poniendo insulina por la cuestión de la diabetes, su presión alta se está estableciendo”

Así lo dijo, Samira, una de sus cinco hijos. El señor Esteban Orozco, cumplirá 62 años el próximo 7 de enero.

Recordar que el viernes pasado falleció Itzel Guadalupe Cosío, quien tenía 19 años y deja una bebé de dos años en orfandad y el sábado murió el joven Andrés Ramírez Fuentes de 22 años, a quien le sobreviven una bebé de un año y su esposa con un embarazo de 4 meses