9 de cada diez niños mexicanos entre 6 y 16 años de edad consume 6 o mas porciones de bebidas azucaradas al día, es decir alrededor de mil calorías; mientras que 75 de cada 100 come 4 o más porciones de cereales diariamente, esto según la encuesta “Estudio sobre Hábitos Alimenticios en Niños: La Perspectiva del Niño y su Mamá”, que realizó el Centro de Opinión Pública de la Universidad del Valle de México.

La directora del centro, Mercedes Poiré, considera que la falta de ejercicio junto con la creencia equivocada de los padres de familia respecto a que la alimentación que dan a sus hijos es la adecuada, fomenta la obesidad en los niños.

“El tema de la abundancia en los platos, el tener que terminarse lo que se les sirve, y de la falta de equilibrio en la dieta”, destacó.