Especialistas de la Universidad Autónoma de Sinaloa desarrollaron productos alimenticios a base de maíz azul, frijol, amaranto, chía y garbanzo, los cuales reducen el riesgo de contraer enfermedades crónico-degenerativas y algunos tipos de cáncer.bean_history

El investigador que encabeza el proyecto Jorge Milán Carrillo, señala que las estrategias que se aplicaron en la producción fue la incorporación de compuestos bioactivos, antioxidantes y vitaminas a los sistemas alimenticios.

Se modificó la genética de los vegetales para incrementar la producción de compuestos con actividad biológica logrando un efecto terapéutico en el organismo del consumidor.

IMG_5908Se detalla que al ingerir la mezcla de maíz y frijol se obtiene una mejora sustancial en el balance de aminoácidos, calidad proteínica, minerales y vitaminas, y microcomponentes con actividad biológica, superior al obtenido si se consumieran por separado.