El sedentarismo, dieta rica en azúcares y grasas, fueron los ingredientes que durante más de tres décadas alimentaron el sobrepeso y la obesidad y se requieren varios años para revertir la tendencia

“que nos va llevar algunos lustros, puede ser un par de lustros para que se vea verdaderamente el impacto, se vea reflejado en indicadores en la misma proporción de lo que se ha incrementa, hay que cambiar, conductas y hábitos y eso toma mucho más tiempo, así como generarlos nos llevó lustros, volverlos a revertir hacia una conducta adecuada y saludable, nos va a llevar algun tiempo”

Así lo dijo, Pablo Kuri Morales, subsecretario de Prevención y Promoción de la Secretaría de Salud, en el marco del “Día Mundial de la Diabetes”, que se conmemora el 14 de noviembre