La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), encontró 209 tortugas prietas machos, muertas en playas de la Costa Grande de Guerrero.

La dependencia dio a conocer que los restos no presentaban huellas de daños por artes de pesca y se calculó que las tortugas murieron hace tres semanas, debido al avanzado estado de descomposición que presentaban.

Ante este hallazgo la Secretaría de Marina-Armada de México (Semar), realizó un recorrido desde Zihuatanejo, Guerrero, hasta Lázaro Cárdenas, Michoacán, donde se observaron tortugas marinas vivas, nadando con normalidad, delfines y otras especies, sin ningún problema.

Ante este panorama la Profepa recomendó a la población de la zona reportar a las autoridades cualquier avistamiento de tortugas y, en caso de que se encuentren muertas o aparentemente enfermas, evitar el contacto físico.