imageEs mentira que la insulina cause ceguera en personas con diabetes.

“Lo llamamos mitos de la insulina. El paciente cree que usar insulina lo deja ciego o le ocasiona infartos o le amputa las piernas o le ocasiona ceguera; todo esto se debe a un mal control de la enfermedad. El exceso de glucosa en la sangre durante tantos años va gestando las complicaciones. ¿Qué pasa? Que muchas veces la insulina se deja al final, cuando ya no hay otra opción, no le queda otra al paciente ni al médico. Se empieza a inyectar, le da un infarto y el paciente asocia el reciente uso de la insulina con la complicación. La realidad no es esa, la realidad es que iba a pasar eso con la insulina porque es un paciente con muchos años con diabetes y mal controlado”.

Así lo dijo Paul Frenk, del Consejo Mexicano de Medicina Interna y de la Asociación Americana de Diabetes, quien también reiteró que los corajes o los sustos no son la causa de que puedas desarrollar diabetes, ya que la enfermedad puede vivir en el organismo por años sin que se descubra o se controlen los altos niveles de glucosa en la sangre.image

“Ni un susto, ni un asalto ocasionan que el paciente tenga diabetes. El paciente ya tiene diabetes. El 50 por ciento de pacientes que tienen diabetes no saben que tienen, pero cuando ocurre algún incidente como un asalto o un susto, el paciente va al médico o a un hospital, le hacen estudios y resulta que el azúcar está alta”.

Finalmente, el especialista explicó que debido a que es una enfermedad que no se manifiesta con dolor, la mitad de las personas que vive con diabetes, no lo sabe.

“Hiperglucemia, cuando el azúcar está muy alta, habitualmente no da síntomas, cuando llega el paciente refiere estar orinando mucho, muchas veces al día, sentirse cansado, síntomas inespecíficos, mucha hambre puede tener”.

También recordó que se denomina hipoglucemia cuando el azúcar en la sangre tiene bajos niveles.

“La hipoglucemia puede dar síntomas desde mareos, náuseas, dolor de cabeza, sudoración fría, temblor, irritabilidad, hasta pérdida del conocimiento”.