Investigadores estadunidenses y chinos aplicaron un nuevo tratamiento quirúrgico a 12 niños, para eliminar las cataratas congénitas, a través de implantación de células madre lo que permitió la regeneración del tejido ocular, publicó la revista Nature de Londres.

La cirugía consiste en retirar la catarata desde el interior del cristalino donde se aplican células madre que se encargan de la regeneración del nublado cristalino.

Cabe destacar que el procedimiento se logró con éxito y evitará trasplantes o implantes artificiales a paciente, que en muchos casos se trata de adultos o ancianos.