En apoyo a la inclusión de las mujeres al mercado laboral, este año, el IMSS abrirá 25 mil nuevos espacios en guarderías, atendiendo a 225 mil niños y niñas. Esto implica un incremento de 150 por ciento en los espacios disponibles en las guarderías.

Asimismo, en beneficio de las madres trabajadoras, ya no es necesario realizar una valoración médica en la clínica familiar del IMSS para el reingreso de los menores a las guarderías después de una enfermedad.

Para muchas jefas de familia esto implicaba perder un día de trabajo para realizar el trámite. Ahora, este certificado lo puede emitir cualquier médico particular, reduciendo en más de 1.2 millones de visitas a las clínicas del Instituto.

En el mismo sentido, se han simplificado los trámites para las 75 mil futuras madres que deciden atender su parto fuera del IMSS, ya que estaban obligadas a acudir a cuatro o cinco revisiones médicas para obtener su incapacidad por maternidad. Ahora estos trámites se realizan de manera digital para evitar 350 mil visitas a unidades médicas.