Con el fin de eficientar los recursos de que dispone la Secretarías de Agricultura, sobre todo en una etapa de ajuste presupuestal, su titular José Calzada Rovirosa realiza una revisión permanente de los programas y componentes principalmente a los subsidios y apoyos que se les otorgan a productores que no los requieren.

En este caso, destacó que el apoyo a la producción que se destina en el PROAGRO Productivo ayuda a los pequeños productores a costear su siembra en un 35 por ciento, mientras que para los grandes agricultores solamente representa el dos por ciento.

Sin embargo, aseguró que con este impacto del programa, los grandes productores se benefician con el 35 y 40 por ciento de los recursos del PROAGRO Productivo, por lo que se está en un proceso de revisión y ajuste. Señaló que es momento de revisar y ajustar los programas de apoyo, ya que las políticas públicas que al principio se diseñan para una cosa, al final terminan distorsionándose, y las circunstancias permiten realizar los cambios para fortalecer aún más la productividad y competitividad en el campo mexicano.