Con el aumento en el precio de las gasolinas, lo menos que esperamos es que nos despachen litros de a litro en las gasolineras.

En una gasolinera de Ixtapaluca, ubicada frente a la plaza del mismo nombre. Un usuario grabó el momento en el que la PROFECO revisó la bomba donde había cargado previamente.

El hombre afirma que su tanque tiene una capacidad máxima de 45 litros y le cargaron 55.