Aunque en los últimos dos años ha bajado el número de robos a vehículos de Diconsa, uno de los protocolos de seguridad aplicados ha sido retirar los logos de la unidades que transportan los productos.

El director general de la paraestatal, Juan Manuel Valle Pereña, explicó que llegan a tener más problemas con grupos que toman carreteras y que además de quitarles productos pueden incluso llevarse los vehículos.

“Es interesante que al quitarle los logos el impacto sido mayor en toma de carreteras que con delincuencia era más fácil que se llevaran un vehículo de Diconsa y la tarifa que nos quisieran cobrar por pasar y que le hiciéramos mercancía a los que toman carretera, que no necesariamente a veces los clasificamos en el grupo de delincuentes.”

Valle Pereña detalló que a pesar de la veda electoral, las tiendas Diconsa en todo el país seguirán funcionando, toda vez que a ellas puede acceder cualquier ciudadano y no funcionan bajo un padrón de beneficiarios. Lo que no harán serán eventos masivos para entrega de apoyos.