En el marco de los Juegos Olímpicos, el gobierno de Río de Janeiro, Brasil, implementará la campaña de Prevención de la Trata de Personas “Libertad sin engaños ni promesas falsas, que lanzó la Comisión Nacional de Derechos Humanos en nuestro país el año pasado.

El Gobierno local brasileño promoverá durante la justa olímpica, esta campaña que fue traducida al portugués y adaptada a la realidad de Río de Janeiro, con la finalidad de promover mensajes reflexivos y preventivos entre los asistentes a dicho evento internacional.

Los materiales serán entregados a todos los miembros del Comité que tienen trabajo en campo así como a los voluntarios para que sean distribuidos a los visitantes durante las Olimpiadas tanto en el Aeropuerto Internacional, como en los espacios públicos.