Por contribuir con la emisión de contaminantes, 168 topes han sido retirados de vías primarias en la capital.

Así lo informó la Secretaría de Obras y Servicios a raíz de la instrucción que dio el Jefe de Gobierno, Miguel Mancera para su retiro el cual inició en abril pasado.

De acuerdo con la dependencia, la policía capitalina indica a la Dirección General de Servicios Urbanos qué topes retirar.

Este proceso se lleva a cabo durante las noches para evitar caos vial en las vialidades. De esta forma se confina parcialmente el lugar y una retroexcavadora levanta el asfalto, el cual es colocado en un camión para su traslado.

Posteriormente la superficie se cubre nuevamente con asfalto y se nivela a través de bacheo o reencarpetado.

Se prevé que algunos topes sean sustituidos por reductores de velocidad, que no obliguen a un alto total, pero que generen una disminución en la rapidez de los vehículos, para garantizar el paso de los peatones.