image

Restaurantes que se ubican en el primer cuadro de la Ciudad de México, echan la casa por la ventana para recibir a todos los comensales que quieran celebrar las fiestas patrias en el Zócalo capitalino.

Y para ello cuentan con paquetes que van desde una cena sencilla que no pasa de los 300 pesos por persona hasta aquellos que alcanzan los 760 pesos, pero que son acompañados por música para bailar.

Sin embargo un problema que se registra, es que algunos restaurantes se han quejado de que el gobierno de la Ciudad de México, coloco las gradas frente a ellos, lo que impide que los comensales puedan observar el tradicional grito y la fiesta que se lleva a cabo.

Además otro problema son las calles cerradas que impiden el acceso, por lo que recomiendan a quienes quieren cenar en estos lugares, llegar desde las cinco de la tarde para evitar problemas.

Al momento los restaurantes que se ubican en el primer cuadro de las ciudad reportan entre 60 y 90 por ciento de reservaciones.