A pesar de las medidas que se han implementado para reducir el número de celulares robados, como la cancelación del IMEI para que los aparatos no puedan ser activados en alguna otra compañía,  durante 2015 se incrementó en 37.8% este delito.

Dio a conocer Gabriel Szekely director de la Asociación Nacional de Telecomunicaciones,  quien señaló que esta situación es una de las que más afectan a la industria en América, toda vez que en muchas ocasiones las líneas de los aparatos robados son utilizadas para comer otros delitos como llamadas de extorsión.

AUDIO “En el años 2015 los reportes de robo de celular llegaron a la cifra de 609 mil 547 mil, lo que representa un incremento de 37.8% con respecto a 2014