La autopsia realizada al cuerpo del cantante estadounidense Chris Cornell confirmó que la causa de su muerte fue suicidio por ahorcamiento.

El informe médico corrobora las sospechas de la Policía de Detroit, que reportó que el líder de la emblemática banda Soundgarden, así como de Audioslave y Temple of the Dog, fue encontrado en el baño de la habitación del MGM Grand Casino Hotel, donde se hospedaba, con una correa atada al cuello.

Para sus familiares y amigos, la muerte de quien es considerado uno de los pioneros del movimiento “grunge” fue repentina e inesperada.

Incluso, su esposa, Vicky Karayiannis, aseguró que el cantante nunca mostró síntomas de depresión.

Horas antes de morir, Chris Cornell se presentó en vivo junto a Soundgarden en el Fox Theatre de Detroit.