El presidente nacional del PRD, Agustín Basave, aseguró que la vinculación de policías federales en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa dada a conocer por la Comisión Nacional de Derechos Humanos, es una prueba del grado de descomposición en materia de seguridad que enfrenta el país.

“Estamos viendo que el asunto fue mucho mas profundo de lo que parecía. Que no fue nada más la ocurrencia de un alcalde loco, perverso, sino que hay mucha gente involucrada, instituciones involucradas, criminales organizados involucrados y eso nos muestra el grado de descomposición y de degradación que tenemos en materia de seguridad.”

El dirigente perredista sostuvo que el estado mexicano se debería repensar la permanencia del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, toda vez que en el caso de Ayotzinapa seguimos en total oscuridad.