Debido a que muchas tarjetas de Pensión Alimentaria para Adultos Mayores, se pierden, se roban o se dañan por el uso, la Secretaría de Desarrollo Social capiltalina, realiza jornadas de reposición de los plásticos.

Sin embargo, la entrega se realiza en los domicilios de los beneficiarios, para que las educadoras de la dependencia se cercioren de que los adultos mayores se encuentren bien y para recordarles los beneficios que tienen con este programa como la obtención de un crédito, turismo social, visita al cine, centros para el desarrollo integral del adulto mayor, atención geriátrica y gerontológica.

De acuerdo con la dependencia, de enero a marzo de 2016 han sido repuestas siete mil 863 tarjetas y, en promedio, cada año son poco menos de 30 mil. Para reportar daño, robo o extravío, el beneficiario debe comunicarse al teléfono 91 26-99 99.