Los gobiernos de Iztapalapa, Iztacalco y Ciudad Nezahualcóyotl, así como dirigentes de locatarios de la Calle 7 y Periférico Oriente, acordaron iniciar trabajos de manera coordinada para reordenar la actividad comercial en esta zona, y así mejorar la seguridad, vialidad, movilidad, sanidad y servicios básicos como el drenaje en esta avenida, donde colindan las dos delegaciones y el municipio mexiquense.

En la zona existen más de 40 locales donde se expende carne de distintas especies animales y cuyos comerciantes se han desdoblado hacia las banquetas, en las que además hay puestos de cazos y otros enseres para preparar diversos platillos a base de carne.

Además en el camellón central se han instalado puesto de “chacharas”, además de equipos de telefonía celular y electrónicos diversos, entre otros.