La entrada en vigor del nuevo Hoy no Circula así como las contingencias ambientales han provocado que restauranteros en la Ciudad de México, recurran a la renta de taxis o camionetas para el traslado de productos perecederos.
Pedro Monedero, dueño de un restaurante que se ubica en la colonia del Valle, explico que se ha complicado la tarea de proveer sus insumos, pero hasta el momento no han incrementado el precio de su menú.
Agregó que es necesaria una mejor planeación por parte del gobierno y que se puedan disminuir los altos niveles de contaminación sin afectar la actividad económica de la cuidad.

Cabe mencionar que datos de la Cámara de Comercio de la Ciudad de México, señalan que al día los comercios invierten entre 300 y 700 pesos, lo que representa una cifra de 33 millones de pesos, mientras que del 5 al 30 de abril han gastado 767 millones de pesos.