La industria automotriz y el aumento en el ingreso de las remesas en nuestro país, son los principales motores de desarrollo del consumo interno, ante el entorno adverso financiero internacional que ha afectado a la economía mexicana.

 

Así lo considero Gabriela Shiller Pagaza, Directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base, quien dijo que a pesar de que existe una caída en la confianza del consumidor mexicano, el reporte de ventas de tiendas departamentales es positivo, debido al incremento que se tiene en flujo de dinero que envían connacionales, que radican en Estados Unidos, en donde el empleo va a la alza y se tiene una cotización de 17 pesos por dólar.

 

La especialista agregó que en enero y febrero el reporte de remesas del 2015 al 2016 de 20 mil millones de pesos más, debido al incremento en el tipo de cambio.