El reglamento de Tránsito de la Ciudad de México, no está directamente ligado con la contaminación.

Esto lo dijo el premio nobel de química, Mario Molina, quien sostuvo que lo que sí está ligado con la mala calidad del aire son los congestionamientos.

La propuesta del Centro Mario Molina, explicó, consiste en evitar esos congestionamientos y mejorar drásticamente el transporte público.

“Nosotros lo que sugerimos que hay que hacer con calidad de aire es por ejemplo reducir emisiones, que los automóviles no emitan, pero una parte vital conectada con calidad de aire es congestionamiento. Lo que hay que hacer es mejorar drásticamente el transporte público”.

Mario Molina, dijo que se deben eliminar los subsidios para la adquisición de automóviles.

Propone que en cuanto al transporte público el precio sea el real porque la ciudad va de mal en peor, tanto que si se continúa así; dentro de 10 años las personas no  van a querer vivir en la ciudad de México porque no se va a poder llegar al trabajo si no después de 2 o tres horas.