Esta semana, en el semanario Desde la Fé, medio de difusión de la Arquidiócesis Mexicana, la iglesia advierte que el proyecto del presidente de la República para reformar el Código Civil Federal y permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo y la adopción, no es una norma justa, ni equitativa, ni mira por el bien superior de los niños.

La Iglesia católica asegura que se trata de una norma inmoral e injusta que corre a la inversa y alertan que privilegia caprichos homosexualistas por conseguir un hijo, como si se tratara de un trofeo de ideologías de género.

En el documento, la iglesia hace un llamado a analizar el tema de las adopciones y a no permitir que la Reforma pase a nivel federal como sucedió en la Ciudad de México.