La nutrición adecuada es importante en el embarazo para reducir los riesgos de padecer obesidad, diabetes, preeclampsia o hipertensión durante el embarazo, enfermedades renales crónicas y cardiovasculares

“no demasiadas azúcares concentrados, tenemos como un 15% de obesidad y como 30% de sobrepeso, cuando las mujeres, las que se reciben más o menos temprana, a inicios del primer trimestre o a inicios del segundo y no son mujeres que ya tienen diabetes, ni preeclamsia”

Otilia Perichart, del Departamento de Nutrición Clínica del Instituto Nacional de Perinatología, dijo que una dieta equilibra incluye frutas, verduras, leguminosas, granos, aguacate, semillas y pescado.

También se debe consumir vitaminas durante el embarazo, como los suplementos que contengan hierro y ácido fólico.

Recordó que el aumento de peso durante el embarazo depende del que tienen al inicio de la gesta. Así, en caso de que sea bajo, la ganancia debe ser de 12 a18 kilos; si el peso es normal, el incremento será de 11 a 16 kilos; si al comienzo presenta sobrepeso, sólo debe subir de 7 a 11 kilos, y cuando hay obesidad es de 5 a 9 kilos.

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012, el 98 por ciento de las embarazadas acude al control prenatal con el fin de llevar una gestación segura.

Del 18 al 22 de abril, el Instituto llevará a cabo la 31 Reunión Anual con el tema “La Familia: Eje de la Atención Perinatal”, enfocada a temas como, embarazo de término.