Ya hay quejas por el uso de redes sociales.

De acuerdo con la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la discriminación, del 2010 a la fecha aumentó el número de quejas por el uso de redes sociales.

Nuriney Mendoza, directora general adjunta de quejas de CONAPRED, explicó que las quejas tienen que ver por ejemplo, con imágenes o acciones de personas que son captadas cometiendo alguna falta y que después aparecen en Twitter, Facebook, o YouTube y que se vuelven virales.

Ésas imágenes derivan más adelante en cuestiones administrativas o incluso penales.

De acuerdo con la funcionaria, en 2015 se recibieron más de 1400 quejas que incluyen a servidores públicos federales o particulares, pero es mayor el número de quejas en contra de particulares grabando particulares.

Los expedientes abiertos tienen que ver con memes y videos que en algunos casos derivan en despidos de los trabajos de quienes son grabados.

Nuriney Mendoza dice que ya se cuenta con expedientes porque en las redes sociales se denosta alguna persona o se vulnera su derecho a la dignidad.

En este sentido CONAPRED puede imponer medidas administrativas o de reparación del daño a favor de quien en su momento sea considerado como víctima.

Estas medidas asegura, son vinculantes es decir, existe la obligación de acatarlas.

Entre las medidas que se imponen a los infractores, están una disculpa pública, amonestaciones, compensaciones por el daño y medidas de no repetición.