El director general del ISSSTE, José Reyes Baeza, dijo que el recorte presupuestal de 500 millones de pesos que se aplicará este año el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado, no afectará áreas sustantivas y se ahorrarán recursos en áreas no prioritarias

La estrategia se concentrará en las áreas administrativas que se encargará de identificar dónde se pueden hacer ahorros, como ya se ha venido haciendo con la compra consolidada de medicamentos y otros gastos no prioritarios.

En el caso de las prótesis que requieren los infantes con alguna amputación debido al cáncer, tendrán garantizado el acceso a ellas, porque no se puede afectar estas acciones.