El ajuste de 100 mil millones de pesos que aplicará PEMEX y que implica también dejar de invertir en pozos que no son rentables para la petrolera mexicana, generará un entorno favorable para más inversiones y crecimiento.

Así lo afirmó Joaquín Gándara Ruiz Esparza, presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivo de Finanzas, quien aseguró que el camino para la petrolera nacional es buscar asociaciones con otras empresas del ramo con la finalidad de continuar sus inversiones en el desarrollo de nuevos campos petroleros.

” Y el tener una empresa petrolera del Estado que empiece este proceso de reestructuración para volverse más competitiva otorga un entorno de largo plazo mucho más favorable para que vengan más inversiones y para lograr un crecimiento económico de largo plazo.

Sin embargo, reconoció que el dejar de hacer inversiones, el impacto se reflejará en un menor crecimiento en el corto plazo, por lo que insistiò en que es urgente iniciar el proceso de reestructuración en Pemex para ser atractiva a nuevas inversiones.