En el marco de la conmemoración del 31 aniversario de los sismos de 1985 que destruyeron gran parte de la Ciudad de México y dejaron miles de muertos y heridos, la ciudadanía sigue sin saber a ciencia cierta que hacer en caso de un movimiento telúrico fuerte.

Y es que a pesar de las diversas campañas de orientación las familias mexicanas reconocen que no cuenta con algún plan para enfrentar este tipo de situaciones y no tiene alguna mochila que contenga documentación importante y diversos artículos como radio o linterna como medida de precaución.

AUDIO  “nosotros aquí no estamos prevenidos con papeles de la casa, si nos dan tiempo si podemos salir con toda la familia, no estamos preparados”

Y si bien esperemos que nunca enfrentemos una situación que dañe a nuestra familia y patrimonio nunca está de más el tener un plan de contingencia.