El menor notificó de un fallo grave de seguridad

instagram_cc

Un niño de 10 años que logró hackear Instagram, recibió una recompensa de 10 mil dólares, luego de revelar las fallas de seguridad que encontró en dicha red social.

El menor, identificado como Jani y residente en Helsinki, Finlandia, notificó a Facebook, la compañía dueña de Instagram, sobre un error que permitía a cualquier usuario borrar los contenidos escritos en la plataforma de esa red social al modificar el código. Dicho fallo permitiría incluso eliminar a los usuarios.

Facebook informó que el niño Jani, quien es el hacker más joven en ser recompensado por el programa de cacería de “bugs” de Facebook, piensa utilizar parte de su gratificación para comprar
una nueva bicicleta, equipos de fútbol y computadoras para sus hermanos.

Según Facebook, desde que se lanzó el programa en 2011 se han concedido más de 4,3 millones de dólares en recompensas a más de 800 investigadores.