La poca  penetración que registra el seguro en nuestro país siempre se ha ligado al bajo nivel socioeconómico de la población; sin embargo, hay productos que vienen adheridos a servicios financieros de alta aceptación y aun cuando ya se pagan, el usuario normalmente no hace uso de esos beneficios.

De acuerdo con la aseguradora Sura, este es el caso del seguro para viajeros, que se estima podría estar incluido en la anualidad del 50 por ciento de las tarjetas de crédito que circulan en el país, pero que registra un bajo índice de reclamaciones debido a que las instituciones bancarias no lo promueven y los usuarios no saben que lo tienen porque no revisan sus contratos.

Ante esto recomendo que el tarjetahabiente haga el ejercicio de revisar las cláusulas de sus tarjetas antes de emprender un viaje, porque podría toparse con la sorpresa de que cuenta con una cobertura básica e incluso que existe la opción de ampliarla, o en caso contrario, que puede contratarla.