accidente
La maniobra parecía fácil y el espacio era amplio, casi que había lugar para dos autos. Sin embargo, una mujer calculó mal y al parecer perdió el control de su coche, un Mercedes-Benz (380SL) que terminó con las ruedas traseras encima de un Ferrari de casi 300 mil dólares.

La conductora viajaba en este modelo antiguo de Mercedes junto a dos nenes cuando vio un lugar justo en la puerta de una cafetería de Virginia, Estado Unidos, donde se desarrollaba una reunión de amantes de los autos más lujosos y decidió detenerse.

Pero su mal dominio del volante ocasionó un inusual accidente, donde la única víctima fue el dueño de una lujosa Ferrari 458 Speciale, que, incrédulo, se limitó a mirar como dañaban su costoso vehículo.

El revuelo del resto de las personas que camina por allí es lógico: en cuestión de segundos todos sacan sus celulares y comienzan a filmar la escena, pocos puede creer lo que pasa.

No se sabe cómo terminó la escena, aunque claro está que el arreglo que deberá pagar la conductora no será para nada barato.

checa el video